Un grupo formado por empresas asociadas del Clúster de Innovación en Envase y Embalaje trabajará, junto con la mayor compañía productora hortícola de ámbito nacional, Primaflor, en el desarrollo de un packaging activo cuyo objetivo es alargar la vida útil del producto que contiene.

 

De este modo, al disponer de un envase de estas características podría alargar la vida útil de sus ensaladas envasadas.  “Este hecho nos permitiría alcanzar mercados en los que no estamos presentes y más lejanos como Canadá o el Golfo Pérsico”, explicó David Ortiz, Director de Ensaladas de Primaflor. 

 

La compañía, que finalizó el año 2016 con una facturación de 158 millones de euros, se plantea este reto que ha trasladado a los miembros del Clúster en el XV Desayuno del Clúster del Envase y Embalaje.

 

 

 

 

El desayuno, al que han acudido más de 50 empresas del sector, se ha celebrado en las instalaciones del Instituto de Agroquímica y Tecnología de los Alimentos IATA-CSIC cuyo objetivo es la investigación de excelencia sobre la producción sostenible de alimentos de calidad, seguridad, impacto sobre la salud y aceptación del consumidor.

 

Junto a este objetivo, desde Primaflor se ha apuntado la necesidad de aunar el crecimiento del negocio y la rentabilidad con el respeto por el medio ambiente. Por ello, David Ortiz ha recordado que “alargar la vida útil debe ser compatible con envases sostenibles que reduzcan la huella de carbono y que puedan ser reciclados”.

En este mismo sentido, y dentro de su Convenience Packaging, Primaflor ha apostado por el desarrollo de envases microondables que no transmitan el calor por la cara exterior cuando son retirados por el consumidor. Además de envases tipo bandeja, que pese a tener varios platos en los que unos deban ser calentados en el microondas y otros no, se respete la temperatura de cada uno de ellos.

 

Otro de los pilares de este packaging ideal para Primaflor pasa por envases para ensalada que mediante un dispositivo permitan verter las salsas en las ensaladas y posteriormente mezclarlas. De este modo, se evita la necesidad de abrir sobres de plástico.

 

Primaflor cuenta en la actualidad con una producción de 15.000 toneladas de ensaladas al año. Sus principales mercados son España, con el 58% de su facturación, Reino Unido con el 12%, Alemania con el 5%, Suiza (3%) o Suecia (3%).

 

Asimismo, dispone de casi 7.000 hectáreas de cultivo y cuenta con una producción agrícola localizada en 8 zonas diferenciadas por clima y temperatura para poder ofrecer las 52 semanas del año, los mismos productos para sus clientes. Este hecho supone una firme apuesta de su departamento de I+D+i que estudia la variedad que mejor se adapta a las condiciones climatológicas de cada lugar.

 

Tendencias futuras

 

Durante este XV Desayuno del Clúster de Innovación en Envase y Embalaje, el director de ensaladas de Primaflor ha explicado que las tendencias futuras, tanto en el sector de la alimentación, como del envase, pasan inevitablemente por la adaptación de los productos a otros escenarios, como puede ser el canal y la venta electrónica.

 

Así ha destacado que “vamos a tener que darles a nuestros clientes lo que nos demanden pero a través de  canales que actualmente no son los habituales y deberemos adaptarnos rápidamente a dichos requerimientos.

 

Por su parte, la empresa patrocinadora de este XV Desayuno ha sido DS Smith Tecnicarton, compañía dedicada al diseño y embalaje a medida y multimaterial para cualquier producto industrial. Tecnicarton pertenece al grupo DS Smith, proveedor de embalaje de cartón ondulado líder en Europa y especialista en embalaje de plástico a nivel mundial. Actualmente opera en 34 países y emplea alrededor de 25.400 personas.