RETO ALDI

TÍTULO

Rediseño del envase primario y secundario del Yogur con grageas ALDI.

OBJETIVO / NECESIDAD / RETO

Uno de los productos lácteos más vendido en ALDI es el Yogur de diferentes sabores con grageas de chocolate pensado para el público infantil.

El objetivo es rediseñar el envase primario del yogur -unidad de venta- (anexo 1) con la intención de minimizar el plástico y el aluminio que contiene y encontrar una solución a la presentación de las grageas.

Actualmente, estos yogures se transportan en la propia bandeja expositora (anexo 2) desde el proveedor al centro logístico de ALDI y de allí hasta las tiendas.

En las tiendas el producto se vende de forma individual y el cliente puede llevarse el número de unidades y los sabores que quiera. Queremos seguir manteniendo esta opción pero nos encontramos con que la experiencia de compra del cliente, a veces, puede ser negativa por la dificultad de llevarse los yogures y que queden mal puestos dentro de la bolsa. Por eso, planteamos un segundo reto, el de conseguir mejorar la experiencia de compra. Para hacerlo, se puede plantear desde una modificación de la bandeja expositora actual hasta la creación de un elemento de agrupación nuevo.

Por todo ello, plantemos un reto doble: por un lado, un cambio en el envase primario del producto para hacerlo más sostenible y con menos cantidad de material y por otro, conseguir mejorar la experiencia de compra del usuario cuando quiere llevarse más de un yogur, ya sea adaptando la bandeja expositora actual o creando un nuevo envase de agrupación, a poder ser, utilizable más de una vez.

Los proyectos presentados por los alumnos pueden abordar los dos retos o centrarse en uno de ellos.

REQUISITOS

La propuesta debe seguir los valores de la compañía: fiabilidad, responsabilidad y sencillez

El envase primario debe:

– Cumplir los objetivos de packaging marcados por ALDI (anexo 3).
– Ser sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

El envase secundario:

– No se debe perder la función de transporte y exposición en tienda.
– Se puede modificar la caja/bandeja de transporte para conseguir que tenga doble funcionalidad, como expositor en tienda y como envase de agrupación, o se puede crear un envase de agrupación nuevo.

No hay limitación en el tipo de material usado pero se debe tener en cuenta que la cantidad total de packaging no debe superar al actual si no se puede justificar este aumento.

BREVE DESCRIPCIÓN DE LA EMPRESA

ALDI es una de las principales cadenas de supermercados de España, con un modelo de negocio basado en el descuento. La entrada de ALDI en el mercado español se produjo en 2002 y actualmente cuenta con más de 400 tiendas y más de 7.000 empleados. ALDI orienta su actividad en ofrecer productos de alta calidad al mejor precio, que obtiene comprando a los mejores proveedores locales, estatales e internacionales y mediante sus marcas propias, que representan el 86% de su surtido y cuyos estándares permiten mantener la mejor relación calidad – precio en sus productos.

El grupo de empresas ALDI Nord es una de las cadenas de alimentación más importantes del mundo. El discounter centra todos sus esfuerzos en ofrecer productos básicos de calidad al mejor precio a clientes de ocho países europeos. La clave del éxito continuado de ALDI Nord Group son sus más de 86.000 colaboradores y colaboradoras de Bélgica, Francia, Alemania, Luxemburgo, Polonia, Portugal y España

IDIOMAS EN LOS QUE SE PUEDE ENVIAR LOS PROYECTOS

Castellano e inglés

ANEXOS

Anexo 1. Envase primario (unidad de venta) actual del producto, ejemplo de uno de los 4 sabores existentes:


           
Envase formado por:
–    Vaso de plástico PS,
–    Lámina de aluminio para cerrar el vaso y contener el yogur
–    Tapa de plástico OPS transparente para contener las grageas
–    Lámina de aluminio para contener las grageas

Anexo 2. Envase secundario (caja de transporte y expositora) actual del producto:

  

Anexo 3. Objetivos internacionales de envases para ALDI:

–    El 100% de los envases de los productos de marca propia deben ser reutilizables, reciclables o compostables para 2025.
–    Disminuir un 15% la cantidad de material de envase utilizado en 2025 (respecto el 2020).
–    Tener un 30% de plástico reciclado en los envases de los productos de marca propia para 2025 (como mínimo y de promedio)
–    Reducir un 20% el plástico virgen para 2025 respecto el 2020 (como mínimo y relacionado con las ventas).

PREGUNTAS FRECUENTES

Aquí encontrarás las respuestas a las dudas planteadas a ALDI. Si tienes cuestiones sobre el reto puedes contactar con nosotros en nuestra cuenta de Instagram @premiosenvase o enviarnos un correo a premios@clusterenvase.com

¿Debe aparecer la mascota que actualmente aparece en los envases?

No es necesario que vaya incluida, se puede eliminar el dibujo.

 

Los precios y costes de fabricación, ¿son algo importante a tener en cuenta?

Aldi es un supermercado Discount. Nuestra prioridad es ofrecer productos a precios accesibles para llegar al máximo de personas posible. Por lo tanto, preferimos un diseño sencillo y económico, ya que esto contribuye a mantener costos bajos y, en consecuencia, precios más asequibles para nuestros clientes.

En este contexto, la simplicidad es un valor importante para nosotros, y no buscamos necesariamente un diseño elaborado o una estructura costosa que pueda aumentar el precio.

Se debe tener en cuenta que es un artículo de consumo diario, no de lujo o gourmet con el que podríamos jugar un poco más con el precio. Actualmente, su precio ronda los 0.79 euros.

 

¿Cuáles son las normativas que seguís?

Trabajamos con normativas tanto europeas como españolas, pero también seguimos directrices internacionales en nuestro enfoque de trabajo. Es un desafío adaptarnos como representantes de Aldi España, ya que las prácticas de trabajo y reciclaje en España difieren de las de otros lugares como Holanda o Alemania. Intentamos implementar técnicas y metodologías utilizadas en otros países, pero nos enfrentamos a dificultades específicas en nuestro propio país debido a las diferencias en las condiciones y contextos locales.

 

 

¿Es necesario abordar las dos problemáticas planteadas?

No es necesario abordar ambas problemáticas.

 

¿Cuáles son las normativas que debe seguir este producto en términos de envase? ¿Hay regulaciones específicas que estén actualmente vigentes?

Actualmente, el producto se rige por el Real Decreto 1055, aprobado a finales del año pasado a nivel nacional. Este decreto ha estado marcando todas las pautas a seguir desde enero de este año. Además, la Ley 7 del 2022 sobre residuos es una regulación importante, conocida por ser la ley del impuesto al plástico. Esta ley bonifica a los envases que incorporan plástico reciclado y penaliza aquellos que utilizan plástico virgen, imponiendo una cuota por cada kilo de plástico virgen puesto en el mercado.

Cabe destacar que se espera que el próximo año, en la primavera, se apruebe un Real Decreto a nivel europeo, lo cual podría introducir nuevos desafíos y consideraciones en la regulación del producto. Sin embargo, por el momento, estamos siguiendo las normativas nacionales.

Se presentan 3 enfoques, permitiendo al alumno elegir entre centrarse en el envase primario, en el secundario o presentar una propuesta integral. En nuestra valoración, ninguna de las opciones sobresale sobre las demás.

 

¿Existen condiciones específicas de sellado y requisitos de salud que este producto deba cumplir?

Sí, es fundamental que el producto esté bien sellado. Dado que se trata de un producto destinado al consumo y cualquier falta de sellado podría generar contaminación, es esencial garantizar un sellado adecuado.

 

¿La ergonomía del envase es un aspecto a tener en cuenta?

Sí. Esto se aplica tanto al envase primario como al secundario, especialmente si estamos diseñando para un público que incluye niños y personas que llevan los productos a lugares como parques. La facilidad de agarre del envase es crucial, aunque esto no debe comprometer la compatibilidad con el transporte o el encaje en el envase secundario. Un diseño ergonómico puede facilitar la manipulación del producto y garantizar que el envase se vacíe por completo. Además, un diseño ergonómico podría permitir incluso introducir más unidades en la caja secundaria, lo que sería beneficioso en términos de sostenibilidad al aumentar la eficiencia del transporte.

 

¿Cuáles son las medidas de los vasitos de yogur actuales?

La altura es de 9,6 cm

La anchura es de 7,5 cm

Al ser “un cilindro”, la longitud también consideramos que es 7,5 cm

¿En el desarrollo del producto se deben mantener los mismos materiales, proveedores y formas de fabricación o pueden variar según criterio propio?

Para los materiales del producto se tendrán que tener en cuenta las posibilidades de materiales que hay para contact-food.

En cuanto a la fabricación, no disponemos de esos datos, solo de los materiales del envase y sus datos técnicos (biografía del grupo).

 

¿Fabricáis vosotros los envases o se encargan empresas externas?

Nosotros no fabricamos los envases. Al ser un supermercado, adquirimos los envases junto con los productos a nuestros proveedores. Es decir, compramos el producto completo, que incluye tanto el envase como su contenido.

Tenemos cierto margen para solicitar requisitos específicos a los proveedores, ya sea al adquirir nuevos productos o al realizar peticiones particulares. Por ejemplo, podríamos expresar nuestro interés en vender un yogur con grageas, especificando que deseamos que las grageas sean de colores y que el plástico del envase sea 100% reciclado. Este proceso nos permite establecer criterios que las empresas deben cumplir para colaborar con nosotros. Internamente, evaluamos diversos aspectos del producto, como calidad y precio, antes de decidir lanzarlo al mercado.

 

¿Existe alguna posibilidad de cambiar el proceso de fabricación de los yogures?

La posibilidad de cambiar el proceso de fabricación del envase estaría sujeta a nuestra solicitud al proveedor. Es el proveedor quien determina si es factible realizar dicho cambio. Esta posibilidad también podría considerarse en futuras negociaciones o en el caso de contemplar un cambio de proveedor. Sin embargo, en principio, nosotros no tenemos el poder directo de realizar modificaciones en el proceso de fabricación del envase.

 

¿Existen limitaciones en las posibles formas de fabricar la solución propuesta, específicamente en relación con el envase de yogur?

En cuanto a la fabricación del envase de yogur, actualmente hay una única manera, que es mediante el proceso de inyección.

 

¿Qué tipo de plástico utilizáis? ¿Os habéis planteado que este sea reciclado?

Es importante tener en cuenta las normativas actuales, especialmente aquellas relacionadas con plásticos en contacto con alimentos ya que, ahora mismo, solo hay un plástico reciclado que puede estarlo, y este es el PET (tereftalato de polietileno).

El envase del yogur actual, por ejemplo, está fabricado con poliestireno, y actualmente no se puede introducir ningún tipo de plástico reciclado con este material. Suele elegirse este debido a su capacidad para mantener las condiciones del producto. Pero es importante destacar que el reciclado del poliestireno presenta desafíos en España, ya que actualmente no contamos con plantas de reciclaje que procesen este material por separado. Este aspecto limita nuestras opciones en cuanto a la sostenibilidad y el reciclaje del envase.

 

¿Dónde se ubican las fábricas de los envases y qué medio de transporte se utiliza para trasladar el yogur desde la planta de fabricación hasta el supermercado?

La ubicación de las fábricas varía dependiendo del proveedor que suministre el producto. Actualmente, utilizamos los propios envases secundarios para el transporte, que son cajas que contienen varias capas de yogures. Estos envases son dispuestos en palets, creando una unidad de carga que se transporta desde el proveedor hasta nuestros centros de distribución en toda España.

En el apartado de anexos, podéis encontrar fotos que ilustran este proceso.

Para proporcionar un ejemplo específico, el proveedor de los yogures se encuentra en Sevilla, y el transporte se realiza desde la fábrica en Sevilla hasta nuestra plataforma de distribución, que abastece a varias localidades en toda España normalmente por carretera.

 

¿Creéis que si el envase fuera de cristal traería más problemas que beneficios?

Uno de los objetivos que tiene ahora mismo ALDI, y creo que a nivel normativo nos va a implicar a todos los grandes supermercados y los productores y distribuidores a nivel europeo, es que tenemos que reducir en el 2030 un 15% el volumen en peso de nuestros materiales. Entonces, un paso de un vasito de poliestireno a un vaso de cristal implicaría un incremento significativo de peso. Si bien es cierto que el vidrio es un material 100% reciclable, no realizaría el cambio porque supone un aumento de peso muy elevado.

También habría que estudiar el análisis de ciclo de vida del vasito de cristal, cuánta energía se necesitaría para fabricar ese vasito en comparación con el de poliestireno que es el que ahora tenemos.

Personalmente, mantendría el plástico también porque, en principio, es un producto destinado a niños, que pueden llevarlo al parque o a otros lugares, debido a la parte de las grageas, por lo que hay que tener cuidado ya que el cristal siempre es más delicado.

 

¿Cuáles son las principales preocupaciones o aspectos que os gustaría mejorar en el envase primario?

Desde nuestra perspectiva, una de las áreas que nos gustaría mejorar en el envase primario es la cantidad de plástico utilizado, especialmente en la sección destinada a las grajeas. Si fuera posible reducir la cantidad de plástico en esta área, sería beneficioso no solo en términos de costos relacionados con el impuesto al plástico, sino también en la consecución de nuestros objetivos de reducción de peso del producto y la introducción de plástico reciclado.

Explorar ideas alternativas para la disposición de las grajeas que utilicen menos plástico sería una opción que consideraríamos favorablemente.

 

¿Sería posible utilizar plástico transparente para el envase del yogur?

La posibilidad de utilizar plástico transparente para el envase del yogur entra en conflicto con la seguridad del producto. El yogur no puede estar en contacto con la luz solar, lo que hace que la mayoría de los envases sean opacos u opacos blancos para evitar este problema.

No obstante, en el mercado ya existen yogures transparentes de marcas reconocidas que utilizan una etiqueta de papel cartón alrededor para impedir que la luz solar afecte al producto. Además, este tipo de envase es fácil de reciclar, ya que la etiqueta se puede separar del vaso.

 

¿Se pueden cambiar los materiales del envase o deben ser los del anexo? ¿Hay algún material que se considere una alternativa interesante?

Los materiales utilizados actualmente para la elaboración de envases de yogur son principalmente el poliestireno y, en menor medida, el polipropileno. Sin embargo, existen alternativas sostenibles que podrían considerarse. Recomendaría que exploréis la plataforma RecyClass, la cual permite evaluar la reciclabilidad de diferentes materiales de envases en función de las regulaciones de cada país europeo.

Se alienta el uso de materiales sostenibles, priorizando aquellos que sean reciclables y que tengan un bajo impacto ambiental. Es importante destacar que el único plástico reciclado permitido para el contacto con alimentos es el RPET, por lo que se sugiere utilizar materiales que cumplan con esta normativa. Además, se incentiva que tanto la tapa como la etiqueta del envase sean también sostenibles, brindando así una opción válida para el embalaje de yogur.

 

¿Se deben tener en cuenta los procesos de fabricación del envase o se podría considerar otro proceso?

Es fundamental considerar los procesos de fabricación del envase para garantizar la viabilidad del proyecto. Actualmente, el proveedor utiliza el proceso de inyección para fabricar los vasitos de yogur, aunque desconocemos los detalles técnicos precisos. Sin embargo, estamos abiertos a explorar otras opciones de procesos que puedan ser viables para el proyecto. Aunque preferimos que el reto se ajuste lo más posible a un proceso real de fabricación, estamos dispuestos a considerar alternativas que puedan mejorar el diseño y la funcionalidad del envase.

 

¿El envase actual trae cucharilla?

No, actualmente no. Sin embargo, es importante tener en cuenta que los artículos de plástico de un solo uso ya no están permitidos comercializarlos. Entonces, si se añade una cucharita para poder hacer uso del artículo, debe ser de un material que no sea plástico.

 

¿Y si la cucharita es de plástico reutilizable? Es decir, si tiene un grosor que sugiere que podría ser reutilizable, ¿se permitiría su introducción en el envase?

No, aunque la cucharita esté hecha de plástico reciclado o tenga un grosor que indique cierta durabilidad, si se introduce dentro del envase de yogur, se interpretará como de un solo uso.

 

¿Se podría considerar utilizar otro material para la cucharilla en lugar de plástico?

Sí, es posible considerar otros materiales para la cucharilla, como la madera. De hecho, algunos productos ya están utilizando cucharillas o tenedores de madera como una opción más sostenible. Actualmente, la madera es el único material que podría considerarse verdaderamente sostenible para este fin.

 

¿El envase secundario se puede fabricar en cualquier material?

Sí, la gran mayoría de los envases secundarios que utilizamos son de cartón, pero también se podría fabricar en plástico. Si optamos por el plástico, podríamos considerar la posibilidad de utilizar cajas reutilizables, similares a las que se encuentran comúnmente en la sección de frutas y verduras. Esto representaría una medida más sostenible, ya que pasaríamos de una caja de cartón de un solo uso a una caja reutilizable. Sin embargo, es importante asegurarse de que el plástico utilizado sea realmente reutilizable para garantizar su impacto positivo en términos de sostenibilidad.

 

 

 

El yogur que nos indican en el reto está dirigido principalmente a niños, pero el rediseño ¿hay que dirigirlo de igual manera para niños o se podría enfocar en un público más general?

Podéis enfocarlo como consideréis oportuno, no hay problema si lo queréis enfocar a un público más general.

 

¿Cuál es la importancia que le dais a la visualización directa de las grageas en el diseño del envase?

Valoramos significativamente la visualización directa de las grageas en el diseño del envase, especialmente dado que el producto está destinado a un público infantil. Esta característica contribuye a la experiencia visual y atractivo del artículo para los niños.

Sin embargo, reconocemos la posibilidad de dirigir el producto a un público más general, en cuyo caso la importancia de la visualización de las grageas podría disminuir. Estamos abiertos a considerar otras formas de presentación que puedan adaptarse a diferentes audiencias, manteniendo la flexibilidad en el diseño del envase.

 

¿Cuáles son los aspectos que más valoran de este envase? ¿La visualización atractiva, el bajo coste, las diversas funcionalidades, o alguna función específica después de comer?

La visualización atractiva es un punto destacado, especialmente cuando se dirige a un público infantil, ya que un diseño llamativo o la visualización de grageas de colores puede aumentar el atractivo del producto para los niños. No obstante, queremos enfatizar que no estamos limitados a diseños infantiles; la visualización atractiva puede adaptarse a audiencias más amplias.

Además, el bajo coste es otro factor importante, ya que influye en la viabilidad económica del producto.

También consideramos diversas funcionalidades que puedan agregar valor al envase. Por ejemplo, el segundo uso después de comer podría ser un elemento atractivo para mejorar la experiencia del consumidor.

En resumen, buscamos un equilibrio entre la visualización atractiva, la eficiencia económica y la funcionalidad del envase.

 

¿Se considera la opción de un doble uso del envase, como se mencionó en el reto? ¿Esta posibilidad se aplica al envase primario, secundario, o a ambos?

En el reto, se mencionaba específicamente la opción de un doble uso del envase, y si bien no se especificaba si se refería al envase primario o secundario, queremos aclarar que no teníamos contemplada la reutilización del envase primario.

No obstante, si se desea hacer el envase reutilizable, ya sea con la definición oficial (para el mismo fin que fue concebido) o para un propósito diferente como, por ejemplo, que los niños lo utilicen para guardar sus lápices, no habría ningún problema.

En el reto se planteaba la reutilización del envase secundario, por ejemplo, llevándolo a casa y volviéndolo a usar como una especie de huevera, pero estamos abiertos a diversas interpretaciones y propuestas en este sentido.

 

¿Cuál diríais que es el principal problema del envase original a la hora de transportarlo, si es que tiene algún problema?

El principal problema del envase original no parece ser tanto el transporte desde el proveedor hasta nuestro centro logístico y luego a la tienda, ya que en esa etapa no suelen surgir muchos inconvenientes. El problema radica más en la experiencia del cliente al transportar los yogures desde la tienda hasta su hogar. En ocasiones, al comprar más de un envase de yogur, puede resultar difícil colocarlos en la bolsa de la compra sin que se desmonten o caigan. Esta situación puede generar molestias al cliente y afectar negativamente a su experiencia de compra. Es por eso que surgió la idea de plantear este reto, con el objetivo de diseñar un envase secundario que facilite el transporte de los yogures desde la tienda hasta casa. La idea es que este envase secundario pueda ser utilizado por el cliente para transportar los yogures de manera segura y cómoda, evitando que se desmonten o se dañen durante el trayecto.

¿Existe un límite de peso o cantidad de grageas en el producto?

Hasta donde nosotros sabemos, no existe un límite establecido en cuanto al peso o la cantidad de grageas en el producto.

 

¿Es posible modificar la cantidad de yogur o grageas en el producto?

En principio, la idea es mantener la cantidad de yogur tal como se ha planteado inicialmente. Cambiar esta cantidad podría transformar el producto en algo completamente distinto.

 

¿Se podría diseñar un envase diferente para cada sabor, manteniendo la eficiencia en la producción y la coherencia entre el envase primario y secundario?

Sí, es posible diseñar un envase diferente para cada sabor, pero debemos considerar la eficiencia en la producción y la logística del envase. Es importante que los envases secundarios estén vinculados de manera coherente con los envases primarios para garantizar una presentación uniforme en el punto de venta. Además, debemos tener en cuenta la productividad y la facilidad de manipulación en la línea de producción.

Aunque tener múltiples formas de envases puede complicar el proceso de fabricación, estamos abiertos a considerar esta opción si se puede implementar de manera eficiente y no afecta negativamente a la productividad. Actualmente, en las cajas de 20 unidades, hay 8 unidades de sabor natural y 4 unidades de cada una de las tres variedades de sabores, con envases que son visualmente similares, aunque difieren en los colores.

Abrir el chat
1
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?
X