Sostenibilidad en envase y transformación digital, claves para las fábricas de la Foia de Castalla

  • La firma CLR (Compañía Levantina de Reductores) ha explicado sus retos de envase y embalaje en el último desayuno organizado por del Cluster
  • También ha intervenido MESbook, que ha explicado cómo realizar la transformación digital de las fábricas de la forma más eficiente
  • Ha tenido lugar en la sede de la Asociación de Empresarios de la Foia de Castalla (IBIAE)

Fomentar un envase y embalaje óptimo y sostenible, así como lograr de forma eficiente la transformación digital en la empresa han sido los dos grandes retos que se han planteado en el 71 Desayuno de la Innovación organizado por el Cluster de Envase y Embalaje.

La cita ha sido financiada por la Conselleria de Innovación, Industria, Comercio y Turismo de la Generalitat Valenciana y ha tenido lugar en esta ocasión en la sede de la Asociación de Empresarios de la Foia de Castalla (IBIAE) en Ibi (Alicante). En esta línea, su director, Héctor Torrente, ha explicado que la industria de la zona nace del juguete pero se ha reinventado, con hasta 222 actividades. Así, ha destacado que este territorio tiene la mayor proporción de empresas por habitantes (una por cada 39 personas), con un total de 1120 compañías que facturan más de 1.850 millones de euros.

Precisamente una de las empresas de la zona, CLR (Compañía Levantina de Reductores), ha participado en el Desayuno y ha trasladado al sector del envase sus retos. Se trata de una firma especialista en la fabricación de motorreductores de corriente continua y alterna, reductores, cajas reductoras, engranajes, sinfines y otros componentes.

En concreto, José Ramón Sánchez, project manager en CLR, ha explicado que trabajan para múltiples sectores como automoción, vending, electromecánica, climatización, Horeca y  seguridad. Por ejemplo, ha detallado que sus productos se encuentran en espejos retrovisores que se encargan de abatirlos, en sistemas de suspensión para regular la dureza de los amortiguadores, en las máquinas de vending para dosificar alimentos, o en Horeca para prensar el café, entre otros.

En esta línea, ha explicado que utilizan cajas individuales, separadores y bandejas de plástico con el fin de que “el producto no se golpee durante el transporte y llegue al usuario en las mejores condiciones”. En esta línea, ha trasladado al sector que uno de sus retos está centrado en la sostenibilidad, para lo que buscan que sus clientes generen menos residuos en la línea de montaje.

Industria 4.0

Otro de los grandes retos de las fábricas es la digitalización. Para explicar cómo abordarlo de forma eficiente, ha participado también Diego Sáez de Eguilaz, socio director de MESbook, compañía pionera en Industria 4.0 en España especializada en acompañar a las fábricas y las empresas en su proceso de transformación digital y que cuenta con un equipo de más de 60 profesionales.

En esta línea, ha explicado que este proceso es un “camino que sabemos dónde empieza pero no dónde termina”, detallando que la industria 4.0 es “más que tecnología, no se trata de poner un software en tu vida, sino que nuestra misión es mejorar la cuenta de resultados de nuestros clientes gracias a la tecnología”. En concreto, MESbook acompaña a las compañías en todo el proceso, conectando personas, máquinas, sistemas y productos en tiempo real. También ha explicado que lo primero es “digitalizar tu manera de trabajar, de obtener los datos, entre otros, para garantizar la calidad del producto y del proceso, la gestión del inventario, los costes, etcétera”.

El fin es conseguir gestionar las fábricas “en tiempo real de forma eficiente, ya que nada genera más retorno con menor inversión”. Por ejemplo, Diego Sáez de Eguilaz ha ofrecido algunos datos de los beneficios que se pueden conseguir, como un 20% de reducción de mermas, un 50% de mejora y entre el 5% y 7% de rendimiento en el EBITDA.

Finalmente, el responsable de MESbook ha explicado los numerosos proyectos de I+D+I que realizan junto con organizaciones como Aimplas, Ainia o Acteco, como por ejemplo el proyecto MES4PLAS, que permite el cálculo automático del impuesto del plástico no reutilizable, así como herramientas para digitalizar toda la trazabilidad de los SCRAPS, entre otros.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *