PREGUNTAS FRECUENTES APISOL

¿Se pide sólo el diseño del envase o también de la etiqueta? ¿Y de algún elemento más?

Pedimos el envase completo. Si por la peculiaridad del envase la etiqueta tiene que ser de una determinada manera pues también incluiríamos la etiqueta. Es decir, si es un envase que es todo de PET, poner una etiqueta que fuera de papel sería un elemento más de otro material distinto que, a la hora del reciclaje, sería más complicado que si fuera una etiqueta también de PET o de polipropileno. No queremos coartar con demasiada información. Nos interesa que tengáis libertad para que creéis lo que más os convenga. Si queréis crear envase y etiqueta, adelante.

¿Puede ir la etiqueta termosellada en el envase en vez de ir en papel?

Sí, no hay ningún problema. Tenéis total libertad.

En cuanto al etiquetado, ¿Vais a proporcionarnos la tipografía, estilo de la empresa, información nutricional, etc. para añadirlo al envase?

Lo que queráis, puedo pasarle al Cluster un tipo de etiqueta nuestro de Milflores porque los valores nutricionales, en general, son prácticamente iguales para todas las mieles. En cuanto a la tipografía y estilo de empresa es totalmente libre y lo podéis hacer como queráis, si queréis rediseñar el logo, o queréis que no aparezca, lo podéis hacer. En cuanto a los datos de Apisol como por ejemplo la dirección y contacto lo podéis encontrar en la propia página Web y podéis incluirlo o no.

¿Qué características tiene que tener el envase? ¿Alguna no mencionada en la propuesta de proyecto colgada en la web?

Lo dejamos abierto para no sesgar la creatividad de la gente. Si queréis que sea más ergonómico, menos, de una forma o de otra, no hay ningún problema

Para el tema del antigoteo, ¿queréis utilizar un nuevo sistema o ya el existente en el mercado?

Si consiguiéramos un nuevo sistema mucho más sostenible y reciclable, muchísimo mejor, aunque somos conscientes de que ése es un reto difícil. Hay muchas empresas y muchas multinacionales trabajando en ello. Si damos con la clave tanto mejor, pero si no, se puede utilizar alguno de los sistemas actuales. Lo hemos dejado abierto para que no pensaran sólo en sistemas de dosificado de miel, sino que hay muchos sistemas de dosificación de otros productos de alimentación que quizá podrían adaptarse

¿Qué capacidad tiene que tener el envase?

En la ficha de proyecto pusimos que debía de ser menor a 500 gramos. Esto es porque nosotros hemos visto que las familias y las personas que utilizan un envase dosificador de más de 500 gramos es demasiado pesado. Cuando está lleno del todo para dosificarlo hay que hacer mucha fuerza, por eso, si es de 500 gramos para abajo mejor. Esto equivale a 380 mililitros de volumen de agua que en miel son 500 gramos.

¿El envase se debe crear de forma que sea transparente y se vea el producto del interior o puede ser de otro material?

En la miel es raro ver envases en los que no se vea la miel porque hay muchos tipos de mieles: Desde mieles claritas hasta oscuras. Al cliente final le gusta mucho ver el producto, ver la miel. Si es transparente mejor, puede ser transparente por trozos o que se vea el producto de dentro porque hay algún hueco… En eso ya tenéis libertad. Sí que es cierto que existen envases de miel en algunos países europeos que son totalmente opacos. Suele ser porque ese producto de miel lo tiene muy identificado el cliente.

¿El envase tiene que transmitir algo simbólico, o simplemente ser practico? Si tiene que transmitir valores, ¿Cuáles?

Nos gustaría que fuera práctico y, a la vez, transmita valores. La miel, de por sí, es un producto natural, muy noble y que se asocia siempre a salud. Si eso además lo transmitiera el envase ganaríamos mucho más.

¿Buscáis un producto serio o uno amable y adorable?

Serio tampoco. Tiene que ser fácilmente manejable. Si luego, además, el diseño es amable a la vista o que sigue una tendencia de mercado porque sean colores pastel o lo que sea, pues mucho mejor. Pero, sobre todo, que sea fácilmente manejable y que luego, al mes de comprarlo, no tengas problemas para utilizarlo.

¿Debemos evitar el uso del plástico? ¿Sería una buena opción al uso del cristal teniendo en cuenta que no se podrá dosificar apretando el envase?

Ahí está el misterio y el secreto de este proyecto: Evitar el uso del plástico o no. Digo que no porque siempre que un plástico sea cien por cien reciclable tampoco es tan malo. Lo que pasa es que la sensación de ahora de que todo el mundo está en contra de los plásticos parece que lo penaliza. El cristal es una buena opción porque es el material en el que siempre se ha comercializado la miel. Lo que pasa es que tiene el hándicap de que para dosificarlo es complicado. Ahí está la complejidad: En el diseño se puede buscar una mezcla de que el envase sea de un determinado material y el dosificador de otro, o cualquier otra opción. Pero no es un “no” al uso del plástico. Puede ser PET cien por cien reciclable y no habría inconveniente.

¿Cuál es vuestro usuario habitual o más recurrente?

El consumidor de miel, en general, cubre toda la escala social. Hay gente joven que la consume porque sus abuelos y padres ya la consumían. También se consume por resfriados, por dolor de garganta y el rango de personas que lo consumen es muy amplio. Últimamente nos estamos encontrando que mucha gente lo consume por el tema energético. Como cada vez está más de moda ir al gimnasio o salir en bici, la gente deportista también lo está demandando. Es decir, todo el mundo. Además, como el azúcar está tan denostado últimamente la gente está consumiendo miel para endulzar sus cafés, sus tés o como ingrediente sustitutivo del azúcar en recetas.

¿Hay restricciones en cuanto a los materiales utilizados?

No hay restricción alguna, la miel es un producto muy noble y no tiene problemas de oxidación. Se dosifica a una temperatura de 30 grados o 35 como máximo por lo que cualquier material o cualquier envase lo va a soportar.

¿Tenéis algún servicio de rellenado de envase, es decir, un envase reutilizable?

Hoy en día no existe. Es algo que llevamos tiempo dándole vueltas y estamos abiertos a que nos hagáis propuestas. Sí que sabemos que hay muchos consumidores que tienen el envase dosificador actual de 500 gramos y que, cada cierto tiempo, compran el envase de kilo y con ese envase de kilo van rellenando el dosificador de medio kilo. Entonces, un envase diseñado para rellenarlo o rellenar uno más pequeño no tenemos, pero sabemos que la gente lo hace. Hemos visto otros casos como el Nesquik, el ColaCao o todos esos productos que hemos visto que los han diseñado y los están utilizando. Estamos abiertos a propuestas. Si queréis diseñar en este sentido, nosotros encantados.

¿El producto debe verse enfocado con una estética que represente un producto Premium de calidad selecta o un producto de calidad y accesible para todos?

En general la miel es uno de los productos más caros del lineal pero eso no quiere decir que sea un producto Premium. La acción de comprar es más cara que otros productos. Entonces, el consumidor sí que quiere que el envase le transmita una cierta seriedad y confianza de que el producto del interior es bueno, el diseño es fiable. No hay que irse a un diseño de producto Premium. Podríamos utilizarlo, el formato Premium, pero para otros tipos de mieles. Tiene que ser un envase que quede a mitad de camino. Si le pones una tapa negra para que es más Premium que si se la pones rosa, pero tiene que ser un término medio.

¿Le añadiría valor al producto añadirle una packaging adicional al envase o seria innecesario?

No estamos buscando el packaging secundario. Estamos centrándonos en el primario pero la respuesta sería que sí. Siempre un packaging adicional le da más valor añadido a todo el producto. Pero bueno, lo que buscamos sería centrarnos en el envase primario.

¿El envase debe tener un sistema antigoteo o puede ser tradicional con una simple tapa y extracción del producto a mano?

Depende de lo que queráis diseñar, es libre. Es verdad que es un envase dosificador que sea antigoteo o no, es algo que agradece el cliente final. Si se idea un nuevo sistema o algo más novedoso o diferente se puede ver también. Se busca que sea dosificador y si no gotea pues mejor pero bueno, puede haber otras opciones.

¿Dosificarlo significa cogerlo con la cuchara?

No, no es eso el dosificador. A los clientes finales les gusta mucho que en un simple gesto puedan dosificar una cantidad de miel menor sin necesidad de manchar nada. Como un dosificador de kétchup o de geles de manos o cualquier cosa.

¿Cuál sería el punto de venta del producto?

El punto de venta general suelen ser todos los supermercados. Todos los retail. La gente cuando hace la compra de miel rutinaria va al supermercado. También hay herboristerías, tiendas gourmet, pero, generalmente es todo retail.

¿Qué tenéis en cuenta a la hora de valorar el envase?

Se va a valorar todo el conjunto. No sólo que el diseño sea bonito. Hay que ver la funcionalidad, si lo materiales utilizados son más o menos fiables y viables de fabricar, etc. En general, será el conjunto general del proyecto. No se va a descartar ningún proyecto porque tenga un detalle que no nos cuadre. Al revés, buscamos más que sea algo disruptivo que pueda generarnos nuevas ideas y tendencias que algo más estándar.

¿El envase debe tener una ratio de proporciones máximas y mínimas para tener en cuenta el diseño por el tema de punto de venta en los supermercados?

Como estamos hablando de envases que son de menos de 500 g de miel el tamaño es bastante estándar: 15 cm de alto. No hay ningún problema en los lineales de los supermercados. Además, lleva un packaging secundario con el que nosotros trasportamos los productos a tienda por lo que, en ese sentido, no hay ningún problema. El alto de banda de los supermercados está pensado para productos más altos que los nuestros.

¿La maqueta debe ser el mismo material del envase final o por aproximación?

Puede ser una aproximación, no hace falta que sea el material definitivo. Entendemos que es bastante complejo y si es de un tipo de plástico, o cristal o lo que sea, eso es bastante complicado. Con que sea sólo para ver el diseño no hay ningún problema.

¿La estética del envase debería evocar algo más natural o comercial?

Como es un producto natural a la gente siempre le gusta que le transmita que es algo natural, que no le dé la sensación de industrial o manipulado. Que ha llegado de la colmena directo a ese tarro y está en el supermercado.

¿Incluir partes de madera supondría algún problema?

En principio no supone ningún problema, habría qué ver qué tipo de madera y cómo podría venir en el envase pero bueno, si dentro del diseño encaja y es viable y factible y le da un tipo de personalidad o transmite algo diferente pues se puede mirar para hacer. Tampoco tiene que ser madera, madera. Ahora hay muchos tipos de materiales que, con diferentes aditivos, da sensación de madera y es alimentariamente más sostenible.

¿Hay algún material de envase que hayáis usado y no haya tenido éxito?

Hasta el momento no porque tampoco hemos trabajado con muchos materiales diferentes. Se ha utilizado PET, polipropileno, PLA, cristal y no hay ningún problema. La realidad es que ahora hay muchísimos materiales en el mercado que nunca hemos llegado a utilizarlos, nunca hemos tenido un diseño que nos lo permita. Entonces, estamos abiertos a ello.

¿El corcho sería un material factible para el envase?

Proponed cualquier tipo de material y luego podemos ver la viabilidad de utilizarlo o no. El corcho, no veo porque no pudiera utilizarse. El corcho, como tal, se utiliza en otros productos de alimentación.

¿Debe ajustarse el material escogido a los procesos de fabricación actuales de Apisol?

Intentaremos buscar la solución más cercana que nos facilite el proceso de fabricación interno. Las líneas que tenemos actualmente y los materiales que se puedan usar no van a ser tan diversos y diferentes. Vosotros platead cualquier opción y luego, dentro de ese diseño, con el conocimiento que tenemos nosotros en materiales y las instalaciones adaptarlo de alguna manera. No va a ser una condición para que el proyecto sea uno de los elegidos como finalista. Es totalmente libre.

¿Habéis pensado en un precio máximo de envase? (Pensando en utilizar materiales más caros como el cristal)

No hay nada pensado, no ponemos barreras a ese respecto, podéis usar los que queráis.

¿En cuánto tiempo estáis pensando respecto a la vida útil del envase?

No hay limitación, aunque hay que tener en cuenta que hay consumidores que pueden tener la miel en su casa más de un año.

¿Se puede aportar un elemento externo al envase (aunque se pueda encajar en él) que dé la posibilidad de dosificar o la solución debe ir integrada sí o sí en el envase?

Si que se puede, no hay problema.

¿Los envases los producís vosotros?

No, los envases los compramos a diferentes proveedores, nosotros introducimos la miel en ellos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *