Imcovel Group sigue apostando por la sostenibilidad y la innovación incorporando el papel hierba para la fabricación de sus bolsas

El compromiso por el medio ambiente es uno de los valores de la empresa valenciana Imcovel Group, que continuamente estudia y evoluciona su forma de fabricar su packaging de papel, convirtiéndose en un referente en materia de sostenibilidad en el sector. Tanto es así, que la compañía ha incorporado recientemente la utilización del novedoso papel hierba, un material biodegradable y compostable que es una opción más sostenible para el embalaje.

La fabricación de bolsas de papel utilizando papel hierba es una innovación en la industria del packaging. Se trata de un material ecológico, ya que se produce a partir de fibras de hierba en lugar de fibras de la pulpa de los árboles, por lo que es una alternativa amigable con el medio ambiente para reducir la huella de carbono.

El papel hierba destaca por su menor impacto ambiental, ya que requiere menos agua en su producción en comparación con el papel tradicional. En cuanto a su imagen, este tipo de papel presenta una textura y apariencia distintiva, con toques naturales que lo hacen destacar y llamar la atención del consumidor. Con lo que se consigue una imagen atractiva ofreciendo un aspecto natural y orgánico, que se alinea con las tendencias de diseño eco-friendly para empresas que buscan alternativas sostenibles.

A pesar de su origen natural, el papel hierba es resistente y duradero, además de muy versátil y presenta propiedades similares a las del papel tradicional en términos de resistencia al desgarro y la humedad, lo que lo hace adecuado para el embalaje.

Este avance en materia de sostenibilidad con el empleo del papel hierba es un ejemplo de cómo, desde Imcovel Group, se está trabajando hacia la aceptación de prácticas más sostenibles y respetuosas con el medio ambiente. En este mismo sentido, la compañía ha renovado este 2024 sus diferentes acreditaciones de calidad en sus productos, como la certificación ISO 9001:2015, que les ayuda a controlar de manera continua la calidad en todos los procesos de la empresa. Pero también de reconocimientos forestales, como los certificados PEFC o FSC ®-C152984, que garantizan a los consumidores que están comprando productos procedentes de bosques gestionados de forma responsable.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *